La idea de que …

La idea de que simplemente necesitamos descubrir y aceptar a
quienes somos en realidad es contraria a casi todo lo que se nos ha enseñado.
Ciertamente, si hacemos cosas que nos perjudican, como abusar de las drogas o el alcohol, o
entregarnos a relaciones destructivas o actividades delictivas, es necesario poner fin a ese
comportamiento primero para poder hacer el trabajo de transformación. Pero lo que
normalmente nos capacita para cambiar no es sermonearnos ni castigarnos, sino cultivar una
presencia mental serena y sosegada para ver lo que nos impulsa a hacernos daño. Cuando
llevamos percepción consciente a nuestros malos hábitos y a esas partes nuestras de las que
nos gustaría librarnos, entra en juego algo totalmente nuevo.
Cuando aprendemos a estar presentes en nuestra vida y receptivos al momento comienzan a
ocurrir milagros. Uno de los mayores milagros es que somos capaces de dejar en un minuto
un hábito que nos ha fastidiado durante muchos años. Cuando estamos totalmente presentes el
viejo hábito se marcha y ya no somos los mismos. Experimentar la curación de nuestras más
viejas heridas por acción de la percepción consciente es el milagro con el que todos podemos
contar. Si seguimos este mapa del alma hasta las profundidades de nuestros corazones.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: